viernes, 4 de agosto de 2017

El Carmen de Luna del Rey Sisebuto

“Tal vez tú, bajo la fronda de los bosques alumbras indolente cantos vagabundos, y entre el murmullo de las aguas y el susurro de la brisa sientes inundarse tu espíritu sereno con el néctar de las hijas de las Musas. 

Pero sobre nosotros se cierne, en cambio, la nube tormentosa de los negocios públicos y pesa la preocupación por nuestros millares de soldados cubiertos de hierro; nos ensordece el clamor de los leguleyos, el griterío de los tribunales, el estridente sonido de las trompetas.”

Son las primeras estrofas del Carmen de luna, poema escrito por el godo Sisebuto, el vigésimo tercer rey de Hispania, hace mil cuatrocientos años. 

Reinó nuestro Sisebuto desde su corte en la ciudad de Toledo entre los años 612 y 621 y fue llamado “mecenas de la época isidoriana”.

La bella obra es un poema escrito en latín en 61 hexámetros. 



En él explica un eclipse de luna con criterios científicos, atribuyendo el oscurecimiento del astro de la noche a la interposición de la Tierra, que impide a su satélite recibir la luz del Sol. El texto se basaba en los eclipses que, entre 611 y 612, se pudieron ver en la península Ibérica. 

“Aunque agobiado por graves tareas y pesadamente oprimido en medio de tantas preocupaciones terrenas, diré por qué, agotado en su carrera circular, el disco de la Luna palidece y se pierde el brillante resplandor de su rostro de nieve.”

Según él, la Luna, que carece de luz propia, evoluciona en su órbita inviolable a través del éter, pero hay un determinado momento en la misma en que la Tierra le priva de los rayos del Sol al estar situada su enorme masa en medio. 

Del texto se deducen varias cosas. Por una parte que sabía, al igual que Isidoro de Sevilla, que el tamaño del Sol era mucho mayor que el de la Tierra, y que el de la Luna era menor. 

También nos recuerda la enormidad de la distancia que nos separa del Astro Rey, lo cual es necesario para que la pirámide de la sombra terrestre se alargue hasta llegar a la Luna. Su creencia en una tierra esférica parece desprenderse de la lectura de su texto, ya que habla de “umbra rotae” (sombra redonda) y de “globus”.

http://themaskedlady.blogspot.com.es/search?q=toledo&updated-max=2013-02-27T14:13:00%2B01:00&max-results=20&start=15&by-date=false

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...