martes, 3 de marzo de 2015

La antigua iglesia de Nuestra Señora del Castillo en Castillo de Bayuela (Toledo)

Uno de los edificios medievales, más interesantes y menos estudiados, que se conserva en la Sierra de San Vicente, son las ruinas de la antigua iglesia de Nuestra Señora del Castillo en el cerro del Castillo (Castillo de Bayuela, Toledo). 

 Una construcción que nació como posible atalaya musulmana y torre defensiva cristiana, para convertirse en la iglesia matriz del señorío de Castillo de Bayuela y terminar como ermita, donde acudían anualmente en romería. 

Un edificio con más de mil años de historia, la cual hemos intentado resumir en este artículo basándonos en sus ruinas, la historia y la documentación de archivo

Las ruinas de la antigua iglesia de Nuestra Señora o Santa María del Castillo se encuentran en lo alto del cerro del Castillo, en la población de Castillo de Bayuela (Toledo). Un emplazamiento importante de la Sierra de San Vicente y de la población de Castillo de Bayuela, ya que el origen de su historia radica en su cima. En torno al cerro del Castillo se han hallado numerosos vestigios arqueológicos que indican que dicho emplazamiento estuvo habitado desde la edad del Bronce, o quizás antes, hasta 1480 aproximadamente.

A pesar de que el nombre de la población lleva implícito la existencia de un castillo, nunca hubo una construcción como tal sino un espacio geográfico, el cerro del Castillo, que fue amurallado y en cuyo interior nació la población de Bayuela. A lo largo de su perímetro, se pueden reconocer algunos elementos básicos que la definían como fortaleza. La cima se encuentra rodeada de una muralla realizada con aparejo de mampostería, de grosores que alcanzan el metro y medio en algunos casos. 

El acceso principal, emplazado al este, mantiene algunos sillares labrados en sus mediaciones. En la parte sur se puede reconocer una puerta secundaria o poterna con sus quicialeras conservadas. Igualmente se reconoce una torre de planta semicircular en el lado noroeste, muy cerca de la antigua iglesia, así como otras posibles torres en el lado norte y oeste. En algunos tramos se aprovechan grandesrocas graníticas como elemento de defensa. Ya en el interior, un pequeño aljibe (junto a la poterna) y los cimientos de casas de planta rectangular, son indicativos del paso que tuvo el emplazamiento de fortaleza a aldea2 . Breve descripción de la antigua iglesia 

Aproximadamente en el centro de dicha cima se hallan las ruinas de la antigua iglesia de Santa María del Castillo, después llamada ermita de Nuestra Señora del Castillo o de la Encarnación. A pesar de que su estado de conservación es ruinoso, y en algunos casos con peligro de derrumbamiento, con su consecuente pérdida, aún hoy son perceptibles sus elementos más notables como sus muros, acceso y torre-campanario

Es una construcción levantada en piedra, primando la técnica de mampostería, a excepción de algunas partes en donde el sillarejo o el ladrillo destacan notablemente. En términos generales es un edificio de una sola nave, cuyo acceso se sitúa en el lado norte, con un “aparente transepto” que no fue tal, y un solo ábside. Aunque esta es su apariencia estructural, los muros denotan que no se levantó en un mismo tiempo y que su morfología es producto de diversas ampliaciones.

 Posiblemente el origen se encuentre en el propio ábside, el cual pudo ser una atalaya circular3 . El lienzo está trabajado en mampostería con ligeras verdugadas en piedra y dos mechinales. La posibilidad de que el origen medieval del cerro del Castillo sea una atalaya musulmana del siglo X, además de sus características formales, estaría en consonancia con el número de atalayas conservadas o bien citadas en la documentación, en el entorno de la sierra de San Vicente y Talavera de la Reina, levantadas como consecuencia de la creación de un sistema defensivo en toda la Marca Media para defender o alertar de las incursiones cristianas4 . 

El cuerpo principal de la antigua iglesia es un espacio rectangular. Está levantado en piedra con la técnica de mampostería, a excepción de la esquina que une el muro oeste con el muro sur, en donde se utiliza el sillarejo. En algunas partes del muro norte, tanto exterior como interior, se aprecian diversos mechinales. La portada principal está realizada en ladrillo y se sitúa en el muro norte. Se trata de un arco de medio punto rehundido en el muro, enmarcado por un alfiz y decorado por una banda de ladrillos en esquinilla. Una portada muy sencilla que parece conectar con el mudéjar abulense del siglo XII y XIII5 . Dos pequeños vanos, rehundidos y realizados en ladrillo a modo de saeteras rectangulares al exterior y arcos de medio punto abocinados al interior, se abren a ambos lados de la portada. En el muro norte del cuerpo de la iglesia, en la parte superior, se aprecian restos de material latericio a lo largo de una línea continua y una ampliación en altura del muro con una técnica de mampostería distinta. 

Posee planta cuadrada con esquinas redondeadas por el lado este. Los lienzos norte y este no se encuentran unidos a los lienzos sur y oeste, lo que correspondería a dos fases distintas, y en la esquina suroeste, con el objeto de reforzar la construcción, se levanta un pilar que a su vez parece ser un añadido. Interiormente posee dos alturas, una primera estancia cubierta por una bóveda tumida en ladrillo (formada por la prolongación de un arco de herradura  apuntado), con un acceso abierto en el lienzo oeste por medio de un arco ligeramente apuntado en ladrillo. 

Una segunda altura viene formada por el cuerpo de campanas, con dos grandes arcos de medio punto en ladrillo en los lados norte y este y un arco de medio punto en piedra en los lienzos sur y oeste. La utilización de los aparejos de mampostería y sillarejo con verdugadas de ladrillo (notablemente dibujados en el interior del primer cuerpo y en el exterior del lienzo este), el revestimiento decorativo a base de encintados calizos, el testigo de diversos mechinales o el empleo de la bóveda tumida en su interior, indican que la torre se realizó, posiblemente, por alarifes mudéjares tomando algunas influencias estructurales o decorativas de la arquitectura almohade del siglo XIII

con respecto a la funcionalidad del edificio, en términos generales podemos apuntar que se sucedieron las distintas etapas: 

- 1ª (s. X) Construcción de una posible atalaya musulmana, luego transformada en el ábside de la iglesia. 

- 2ª (1/2 s. XII) Construcción de la torre fortificada cristiana, antes de 1197, con sus correspondientes añadidos a lo largo del siglo XIII. 

- 3ª (h.1197/1250–1482) Construcción de la iglesia de Nuestra Señora del Castillo, con sus sucesivas reformas y ampliaciones, cumpliendo una función de iglesia matriz del señorío de Castillo de Bayuela. 

- 4ª (1482 y 1598) Abandono de la iglesia y conversión en ermita pero sin uso, ya que se encontraba en ruinas.

- 5ª (1598-agosto 1610) Reconstrucción y limpieza de la ermita. 

- 6ª (agosto de 1610 – 1780) El edificio pasa a ser ermita de Castillo de Bayuela, celebrándose una procesión, por todos los pueblos de la jurisdicción cada 25 de marzo. 

- 7ª (1780 hasta nuestros días) Suspensión de la procesión anual, abandono del edificio a causa de un incendio y deterioro de su arquitectura hasta quedar en ruinas.

Fuentes: https://bloghistoriadelarte.files.wordpress.com/2013/11/artc3a3c28dculo-de-david-gutic3a3e280b0rrez.pdf

http://bloghistoriadelarte.com/2012/10/16/la-antigua-iglesia-de-ntra-sra-del-castillo-castillo-de-bayuela-toledo-old-church-of-ntra-sra-del-castillo-castillo-de-bayuela-toledo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...