sábado, 25 de enero de 2014

Castillo Templario de Santisteban, San Martín de Pusa (Toledo).

En los Anales Toledanos, al citar los asaltos almorávides sobre las tierras castellanas, se dice:"En el año de 1117 hubo una arrancada de los moros sobre los de Toledo en Sant Esteban". 

Se refiere al Castillo de Santisteban de Valdepusa, en la comarca de La Jara, a dos leguas de El Pozuelo (hoy San Martín de Pusa), que otea el paisaje encaramado en un cerro sobre la ribera del río Pusa. 

Esta fortificación, formó parte de las defensas que, tras la conquista de Toledo, en 1085, por Alfonso VI, se fueron levantando para afianzar la frontera castellana frente a los musulmanes de al-Andalus. 

Se trata de un recinto amurallado, de tamaño medio, con una gran torre fuerte, que adapta su arquitectura a la orografía del cerro. La construcción, apresurada y de circunstancias, utiliza los materiales de la zona, baratos y accesibles, como los cantos rodados, del río Pusa, y el ladrillo para encintarlos.

Pocas noticias más, tenemos sobre este lugar, pues pasado el peligro musulmán la fortificación perdió su utilidad. Durante el s.XIII, se crea el señorío de Valdepusa, aunque no se le concede jurisdicción hasta 1357, cuando está en manos de don Diego Gómez de Toledo. Esta familia, y sus sucesores, acabarán desentendiéndose del edificio, para dedicar sus esfuerzos a la explotación de las tierras anejas.

Para el s.XVI, Santisteban ya está abandonado, y para el siguiente se encontraba en avanzada ruina. Según las Relaciones Topográficas (1574-1581): "...en la dicha dehesa de Valdepusa hay algunas señales de edificios antiguos como es a manera de fortaleza que llaman castillo de Santisteban... en los cuales se halló una piedra cuadrada con una labor como de cruces de la forma del hábito de San Juan".

Esa piedra "con cruces" se ha perdido, pero la mención al "hábito de San Juan" es interesante, porque una antigua y arraigada tradición popular atribuye esta fortaleza, no a los sanjuanistas, sino a la Orden del Temple. No sería ningún disparate pensar que, al igual que en otras muchas partes, hubiese sido primero un enclave templario, luego sanjuanista, y después de algún noble.

Tengamos en cuenta que, el Temple, señorea esta comarca con numerosas plazas fuertes y famosos santuarios, dependientes de su Encomienda de Montalbán, creada alrededor de 1147 en el poderoso castillo de igual nombre, y sita unas siete leguas al este de Santisteban.

En la actualidad, el Castillo de Santisteban, se localiza en la dehesa de Valdepusa, finca Molino Blanco, a unos 7 kms de San Martín de Pusa, y sus últimos propietarios conocidos, eran los marqueses de Malpica. Cuando lo visitamos, en 1987, hace 24 años, quedaba todavía un fragmento de muro angular, de unos 12 a 15 metros de alto, surcado por grietas que no auguraban nada bueno. El resto del recinto, yace por el suelo, sepultado bajo las encinas y la vegetación montaraz que puebla este cerro.

Fuente: http://picotaycepo.blogspot.com.es/2011/05/santisteban-patrimonio-histerico.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...