lunes, 20 de noviembre de 2017

Toledo y su origen mitológico Troyano

Volvemos a Toledo para mencionar otra de las leyendas existentes sobre su origen mitológico. Si hablamos, en su momento, de su origen herculano, hoy volvemos para manifestar su origen troyano y lo queremos hacer utilizando la obra de un pintor tan asociado a esta mágica ciudad, capital de la antigua Carpetania, como es Doménikos Theotokópoulos, más conocido como El Greco, y una de sus últimas pinturas, como es Laocoonte. 

En 1609 El Greco pintó el original de Laocoonte y dos copias. 

La original, junto a otras obras de distintos autores, incluida una de Leonardo da Vinci, fue pasto de las llamas en el incendio que sufrió el Alcázar de Madrid, solar que ocupa actualmente el Palacio Real, en 1734. 

De este modo quedaron sólo las dos copias, conociéndose, en la actualidad, la que se encuentra en la Galería Nacional de Arte de Washington (Estados Unidos), de la que aportamos una fotografía en la entrada.



En la pintura, como se puede comprobar, además de los troyanos Laocoonte y sus hijos, a los que sendas serpientes dan muerte, aparece a la derecha del cuadro una pareja, la cual que se ha asociado a distintos personajes y al fondo, lo que resulta más curioso, no aparece la ciudad de Troya, que sería lo normal en dicha escena, sino la de Toledo.

Pedro Ortega, autor de un artículo titulado "Tras las claves del entierro del señor de Orgaz", en una reciente entrevista radiofónica, nos relata el motivo de la aparición de Toledo, y no de Troya, en la obra de la que hoy hablamos, apuntando a la conexión mitológico-troyana de la ciudad de Toledo.

Fuente: Pedro Ortega

El Greco se ve fascinado por la obra helenística sobre Laocoonte que está en los Museos Vaticanos de Roma, que es este personaje musculoso con cabello largo y barba, que está con sus hijos rodeado de serpientes, encontrándose en unas posturas totalmente en escorzo, que dan una mayor impresión de violencia, y que causó sensación, cuando se halló en 1506, al tener defensores como Miguel Ángel. 
Laocoonte era un sacerdote de Apolo en la ciudad de Troya. 

Los griegos, como es bien conocido, hacen la treta de presentar un caballo gigantesco ante las murallas de Troya, el cual está lleno de soldados. Éstos parecen entregarlo como un presente o regalo a la ciudad de Troya, pero el caso es que cuando los troyanos van a introducir este caballo gigantesco tras las murallas, Laocoonte se rebela, porque se da cuenta de que es un mal augurio, disparando una lanza contra este caballo, momento en el que surgen de la tierra dos serpientes, enroscando y matando a Laocoonte y a sus hijos. Ésa es la escena que representa esta escultura helenística y la que va a representar también El Greco en su Laocoonte. 

Él no va a copiar, estrictamente, esta obra helenística, sino que va a hacer una libre interpretación. Va a colocar, por un lado, a Laocoonte tendido en el suelo, luchando con una serpiente, junto a sus hijos también en posiciones muy extrañas, como es costumbre en la obra de El Greco, y apareciendo a un lado dos personajes que se ha especulado que podrían ser Apolo y Artemisa o Paris y Helena, ya que estábamos hablando de la Iliada, pero que también dicen que podrían ser Adán y Eva. 

Pero lo más curioso de esta obra, aparte de todo lo legendario, es el fondo del cuadro, donde hay un paisaje en el que aparece una ciudad. Esa ciudad tendría que haber sido Troya, pero no es Troya, sino la ciudad de Toledo y aquí entroncamos con una leyenda que habla de que Toledo en su día podría haber sido fundada por los descendientes de dos troyanos que serían Telemón y Bruto. 

De este modo, con esta obra, El Greco no sólo está haciendo honor a esa leyenda griega de La Iliada, sino que está colocando el origen mítico de la ciudad de Toledo en ese pasado legendario, heredero de la ciudad de Troya.

http://iberiamagica.blogspot.com.es/2017/11/toledo-y-su-origen-mitologico-troyano.html

domingo, 19 de noviembre de 2017

Santuarios de la Azulejeria Talaverana: La Ermita de Velada

Ubicación: VELADA situada junto a la carretera N-502 de Talavera -ÁvilaPanel de azulejos de la ermita de Velada que representa a Santa Catalina en uno de los retablos laterales Ermita de la Virgen de Gracia de Velada.

Es una ermita donde se hacían peregrinaciones desde muchos pueblos del entorno y según las crónicas especialmente los cojos que volvían andando a sus lugares dejando en ofrenda los bastones y báculos. 

Por los restos de teja y cerámica que se hayan en el entorno considero que podría esta ermita haber sido la iglesia del despoblado medieval de Colilla.

Uno de los retablos laterales de la ermita de Virgen de Gracia

Nave mayor con ábside completamente cubierto de azulejería del siglo XVI incluida la bóveda con escenas de la vida de la Virgen, San Esteban, San Andrés, blasones de la casa de Velada y otros, además de dos paneles en forma de retablo en las dos naves laterales con magnífica cerámica manierista del siglo XVII con figuras de gran calidad y muy estilizadas en las que algunos ven la influencia de Gaspar Becerra.



Ermita de la Virgen de Gracia antes de su última reforma

Otros han aventurado la posibilidad de cierto parentesco con los azulejos talaveranos del palacio del del Duque del Infantado de Guadalajara, obra de Fernando de Loaisa con modelos del italiano Cincinetti, aunque yo mantengo mis reservas al respecto. 

En los retablos laterales algunos autores han querido ver la influencia del Greco precisamente por lo estilizado de las figuras.



Interior de la ermita de Virgen de Gracia
Datos para la visita por el público: 

La llave debe pedirse en la casa parroquial o al presidente de la hermandad.

Imagen de San Andrés en azulejería en el ábside de la ermita de Velada
Bibliografía básica de referencia: “La Villa de Velada” Miguel Méndez-Cabeza y Gonzalo Palomo, Toledo 1990

En Velada pueden visitarse otros paneles cerámicos antiguos en la fachada del convento franciscano, en la iglesia parroquial y sobre la puerta del cementerio. Quedan ruinas del palacio de los marqueses de Velada, en la iglesia hay un artesonado de interés y también son de destacar el molino de viento, la ermita de Santa Ana y el rollo jurisdiccional.

http://lamejortierradecastilla.com/santuarios-de-la-azulejeria-de-talavera-2-la-ermita-de-velada/

sábado, 18 de noviembre de 2017

El Retablo mayor y el primer Transparente de la Catedral de Toledo (y II)

Resultado de imagen de altar mayor catedral toledo
Una vez terminado el banco. se empieza la parte alta dc acuerdo al contrato firmado con Cisneros en Alcalá de Llenares, a 5 de noviembre de 1500. aunque en esa fecha todavta no estaba incluido el tabernáculo.

Según el contrato, el trabajo se divide entre Peli Juan que toma ¡úl destajo de toda la talla, y niaestre Copin y Sebastián de Almonacid que se encargan de las imágenes.

A mediados de noviembre ya se está trabajando, y enseguida se advierten diferencias entre la labor de Copín que en 1502 y 1503 cobra cantidades mucho más altas que Sebastián de Almonacid, aunque consta que éste realiza, entre otras obras no detalIadas, «tres estorias’ y 23 imagenes.



En cuanto a la participación de Felipe Bigarny, según los datos conocidos se sabe que en 499 recibe 10 ducados porque c<vino a ter el¡‘e¿ablo» y que cii 151)1) cobra por una imagen de San Marcos; en ese año hay referencia de que «fue a Burgos Juan Santoyo, a tratar con maestro Felipe ¡¡miii tpnar¡() ».

Resultado de imagen de primer Transparente de la Catedral de ToledoLuego, no hay más noticias hasta 1502 en que se compromete a real izar «c¡ aa/ro eslorías cíe la calle de enmedio», toqué no había cumplido todavía en 1503, cuando se le reclama de nuevo el encargo, siempre insistiendo que son cuatro «estonas» o escenas.

Finalmente termina el trabajo en 1504, pero la cantidad cobrada es menor que la convenida, lo que explicaría que sólo hiciera las tres que actualmente están en la calle central del retablo —Nacimiento, Asunción de la Virgen y Calvario— que, por otra parte, se ajustan bién a su estilo”.

Este posible cambio en el trabajo de Bigarny me lleva a situar en ese momento la reforma del retablo para incluir en el centro la torre eucarística, lo que obligaría a suprimir una de las escenas proyectadas. Coincidiendo con esa fecha, se inician los pagos por la talla de la que en los documentos se denomina «cus/odia», que según dichos pagos se ejecuta entre 1503 y 1504”.

También parece confirmar la reforma del proyecto que en 1504 se pague «por e/arreglo de la caxa del Nacimiento» situada encima de la custodia, cuyo fondo de arquitectura renacentista difiere visiblemente de las tracerías góticas del resto de las escenas, siendo el mismo año cuando se realizan los arreglos en la hornacina de la Virgen que se encuentra debajo, en el centro del banco, como ya vimos.

Desde 1504 el retablo estaba prácticamente terminado. Se acaba de pagar la policromía, a cargo de Juan de Borgoña, y en los gastos se incluyen numerosas demasías que apuntan, una vez más, al posible cambio realizado. Por muerte de Peti Juan, Copín contrata el asiento, labor que se prolonga durante todo cl año, quedando pendientes todavía algunos remates, entre ellos doce profetas «que se pusieron en la custodia» que cobra Copín en 1509.

Por otra parte. la función de la custodia como tabernáculo o torre eucarística explica la falta del viril y la inexistencia de cualquier abertura o comunicación desde el altar, realizándose el acceso al interior solo por detrás del retablo, precisamente donde se sitúa la capilla del Sacramento en las citas antes mencionadas. Aunque actualmente el sagrario del camarín barroco está empotrado en el muro que le separa del retablo, su situación al mismo nivel del tabernáculo parece confirmar que en su origen había comunicación entre ambos, de modo que el conjunto estaba pensado para que la «reserva» del Sacramento fuera perceptible desde el presbiterio a través de la custodia, pero obligando al acceso desde la capilla, donde incluso en el proyecto de tomé aparece dibujado un hueco abierto, rodeado de nubes y ángeles, en el lugar del actual sagrario”’.

En cuanto a si presentaba desde el principio la función de Transparente —ventana para iluminar la capilla desde la girola— resulta difícil de averiguar Ya hemos visto que la obra de Tomé no eliminó nada del trasaltar realizado a fines del siglo xv. Blas Ortiz, al describir la catedral en 1549, sólo hace referencia a que en este muro se encontraba una pintura con la Coronación de la Virgen.

Sin embargo. en el plano más antiguo hasta ahora conocido de la girola de la catedral la traza de Nicolás de Vergara el Mozo en 1579 sobre este mismo lugar está anotado «bentana por donde se be el Sino, Sacramento». siendo probable que corresponda a esta ventana la reja de bronce «para la capilla dcl Santísimo» que en 1554 se pagó a Juan López ‘

Por tanto, y teniendo en cuenta la gran novedad que supone la incorporación de la custodia-tabernáculo en el retablo mayor y la consiguiente construccion de la capilla del Sacramento, no parece inverosímil suponer la existencia de un «primitivo»

Transparente desde comienzos del siglo xvi, aunque limitado a la ventana que figura en el plano de 1579.

En resumen, según las consideraciones expuestas, creo que la interpretación del Transparente de Tomé como ejemplo de artificio al servicio de la Eucaristía debe ser precisada, ya que no se trata de un monumental (<expositor» de la Sagrada Fornía como se viene diciendo, sino de una solución que entronca con la tradición de la liturgia medieval sobre la reverencia debida a la «reserva eucarística» prácticamente olvidada tras la generalización del uso de los sagrarios que impuso el Concilio de Trento.

Parece pues necesario recuperar la idea originaria del proyecto de Cisneros: incorporación de una custodia en el centro del retablo mayor como torre de reserva eucarística conectada con la capilía del Sacramento situada en alto detrás del altar, capilla que a su vez estaría it uniin ada por una ventana abierta hacia la girola.



La actuación de Tomé al enfatizar los efectos espaciales y lumínicos del Transparente produjo una inversión en el eje del conjunto, trasladando la atención a la girola por medio de una máquina barroca adosada al muro de cerramiento del presbiterio, pero independiente del retablo mayor. Seria muy interesante conocer el papel que el propio cardenal desempeñó en la génesis de un programa dc exaltación eucarística absolutamente excepcional en aquella época, que llevó incluso a niodificar la traza inicial del retablo.

Por otro lado, resulta importante señalar la intervención de Bigarny en el retablo por los mismos años en que se realiza la reforma, teniendo en cuenta su procedencia de Borgoña, zona donde abundan los tabernáculos del Sacramento, sin olvidar tampoco la presencia en Toledo de otros artistas del norte de Europa, como Gil de Ronque”’,Pcti Juan y Copin de Holanda que también trabajaron en el retablo.


Teresa PÉREz. I-IGUERA Universidad Comp]utense de Madrid
https://revistas.ucm.es/index.php/ANHA/article/viewFile/ANHA9394110471A/31837

viernes, 17 de noviembre de 2017

El Retablo Mayor y el primer Transparente de la Catedral de Toledo (I)

Resultado de imagen de retablo mayor catedral de toledo
Entre las singularidades de la catedrai de Toledo la más famosa es, probablemente, el Transparente realizado por Narciso Tomé en 1721- 32.

La parte más espectacular de la obra consistió en perforar un píement() de las bóvedas de la girola con un rompimiento de gloria que, entre nubes y ángeles, permitiera iluminar directamente un retablo situado en el lienzo central del cerramiento o trasaltar mayor. donde un óculo en forma de sol radiante transmite la luz al camarín donde está el Sagrano.

Se trata, por tanto, de un doble transparente, aunque este término debería restringirse para designar la ventana u óculo que se abre al camarín’.

Considerado como uno de los ejemplos «clave» de la esté- tica barroca, algunos datos sobre la reforma del presbiterio llevada a cabo por el cardenal Cisneros entre 1498 y 151(1, junto al análisis de otros testimonios conservados de aquella época, me hacen suponer que la citada reforma incluía ya un primer Transparente y que el proyecto de Tomé se aplicó sobre una estructura anterior que tenía idéntica funcion: la exaltación de la Eucaristía en el lugar utilizado para «reserva» del Sacramento.



En su disposición primitiva, el actual espacio de la capilla mayor estuvo dividido en dos sectores, correspondiendo al presbiterio sólo el tramo rectangular inmediato al crucero, mientras que detrás del altar, en el tramo ochavado, se situaba la capilla de la Santa Cruz, fundada como panteón real por Sancho IV en 1289, según un diploma que se conserva en el Archivo Histórico Nacional.

Resultado de imagen de primer transparente de la catedral de ToledoProbablemente en esa fecha estaba ya construida, puesto que ese mismo año se procedía al traslado de los cuerpos de Alfonso VII y de Sancho 111 y algo más tarde fue enterrado el propio Sancho IV.

De ciertas referencias recogidas por Parro y tomadas de «papeles antiguos» corno él mismo indica2, parece deducirse que ambos espacios —presbiterio y capilla de la Santa Cruz— estaban  separados por un muro que se extendía de pilar a pilar, y donde se encontraba el primitivo retablo mayor. obra atribuida al taller trecentista activo en la catedral durante los últimos años del siglo xiv y primeros del xv’.

Todavía a fines de ese siglo se mantenía la división, cuando bajo el arzobispado de Mendoza (1483-1495) se decoraron los muros exteriores de la citada capilla de la Santa Cruz ——actual trasaltar mayor—. trabajo contratado por el maestro Martín Sánchez Bonifacio y su hijo Pedro de una parte y Juan Guas y Egas por otra, recibiendo ambos equipos los pagos relativos a cuatro paños, según consta en los libros de Obra y Fábrica de la catedral’.

Resultado de imagen de primer transparente de la catedral de ToledoQueda así aclarado e! error de Parro sobre la destrucción departe del eerramiento en el siglo xviii. al hacer el Transparente-’ya que coinciden con el núniero de paños existentes, dos a cada lado del lienzo central. donde se abría la puerta de entrada a la capilla, que estaba incomunicada con el presbiterio. 

En cuanto a la posible organización o decorado de este muro que hoy ocupa el retablo del Transparente, aspecto sobre el que volveremos más adelante, las noticías correspondientes a la época medieval sólo indican que estaba pintada una escena de la Coronación de la Virgen que algún autor llega a atribuir al Giotto’, siendo por tanto relacionable con el citado taller italianizante de la catedral.

El Transparente, vista lateral.

Sin embargo. en lc)s años inmediatos a la terminación de la obra. el sector quedó profundamente transformado como consecuencia del proyecto del cardenal Cisneros para ampliar el presbiterio, con la eliminación de la capilla dc la Santa Cruz cuyo espacio fue incorporado a la capilla mayor, yla consiguiente ejecución de un nuevo retablo(1498-1504) y de los nichos para enterramiento de los Reyes Viejos (1507-1509). 

Esta remodelación del presbiterio va a incluir una capilla o camarín para el Sacramento detrás del altar mayor, donde hoy se encuentra el Transparente de Tomé. Desde luego existía en 1509. cuando se paga «a Luvs de Medina tíos mili nirs. para en pago cíe le ej ue sepinta en (a capilla que se hace detrás delrretablo peira elSaturo Sacra;;;en/o»’, pinturas que fueron tasadas por Juan de Borgoña en 1510, repitiéndose que se trata «de lo que pintaron denro de la capilla donde esta el Santo Sacr<n-ncinto detrás del rrerablox’ ‘.

En mi opinión esta capilla no estaba prevista en el proyecto inicial dc 1498. y su improvisada construcción motivó ciertas modificaciones durante la ejecución del retablo mayor para incorporar en su centro la «custodia» —como se cita en la documentación— que es en realidad un tabernáculo o torre eucarística ya que no sirve para «exponer» el Sacramento sino como «reserva» o lugar donde se guardan las especies consagradas.

Sin entrar en complicadas consideraciones sobre el culto a la Eucaristía, me parece necesario aludir a la diferencia entre la «exposición» del Sacramento en ciertos días establecidos —función del llamado «ostensorio» de los retablos aragoneses—, y la «reserva» de las especies consagradas que, por el contrario, no debían ser vistas de forma directa por los fieles”. Esta circunstancia dio origen, entre otras soluciones, al uso de tabernáculos concebidos como torres donde la complicada tracenagótica dejaba solamente «entrever» el interior. 



El modelo fue casi exclusivo de las iglesias del Norte de Europa, donde aparece a finales el siglo xiv, manteniéndose hasta mediados del xviii, y siempre se trata de una estructura independiente que se situaba a un lado del altar o. a veces, adosada aun pilar próximo al presbiterio. Lina variante consistió
en colocar estas torres en alto, como remate de los retablos, lo que obligaba al acceso por una escalera dispuesta detrás del altar, fórmula que se acerca a la utilizada en Toledo”’. 

Sin embargo, y aunque pudieron existir algunos ejemplos anteriores, la costumbre se difunde por Europa a lo largo del siglo XVt, fecha de la mayoría de las obras conservadas’’.

La gran novedad de Toledo. además de su temprana cronología, está en incorporar esta torre eucarística como motivo central del retablo. constituyendo un claro precedente de los sagrarios que desde el siglo XVI se introducen en el banco de los retablos.

Esta referencia a la función eucarística es imprescindible para explicar ciertas anomalías del retablo de Toledo —no señaladas hasta aliora— que me llevan a suponer que en un primer momento no estaba prevista la colocación del citado tabernáculo y que fue durante la ejecución, y sólo a partir de 1503, cuando se cambió el primitivo proyecto, incorporando el tabernáculo o e<eusíodia» como lugar destinado a la «reserva eucarística», razón por la que debió estar conectado con la llamada capilla del Sacramento, situada según los documentos de 1509 y 1510 <detrcis del retablo».

Efectivaníente, todoslos caracteres que diferencian al de Toledo de los numerosos retablos realizados por esos años derivan de esta función eucarística: la estructura no es plana, sino en paños quebrados hacia el tondo para comunicar custodia-capilla del Sacramento, y las calles encaJonadas responden a la necesidad de una caja central más alta donde colocar la torre-tabernáculo; al no estar ésta prevista. y teniendo ya talladas todas las escenas de igual tamaño, el forzado desnivel se solucionó añadiendo un panel con dos ángeles arrodillados debajo de la Anunciación y de la Epifanía a ambos lados de la «custodia». 

Se consigue así una valoración del tabernáculo como centro del conjunto, aspecto reforzado por el programa ieonoaráfico cuya lectura no sigue la normal alineación horizontal, sino que adopta un sistema radial: el cicío de la Infancia forma un arco interior —Anunciación, Presentación del Niño en el Templo. Nacimiento, Matanza de los inocentes y Epifanía—;y en la haca exterior, el ciclo de la Pasión a la izquierda, de abajo arriba —Flagelación, Ecce Homo, Camino del Calvario y Piedad—.
y el cielo de la Glorificación a la derecha, en dirección descendente —Resurrección. Ascensión, Pentecostés y Resurrección de los muertos o Juicio Final.

Además, varios datos pueden confirmar que hubo reformas en la primitiva traza. En primer lugar, resulta evidente la falta de conexión entre el banco y el retablo propiamente dicho, concebidos y ejecutados como dos obras distintas, según se comprueba en la documentación conservada relativa a los pagos de los trabajos’.

El banco fue realizado por Peti Juan y Rodrigo Alemán entre 1498 y 1500. año en que se les pagan ya algunas demasías yen que se contraía la policromía con Francisco de Amberes, H. del Rincón. Juan de Borgona y Frutos Flores, quienes en enero de 1502 habían finalizado y cobrado su trabajo.


Sin embargo. en 1504, al asentar el retablo, hay nuevos pagos ~<porla bóveda que se Ii izo ala yni agen ele N. 5.» 0 «pc>r ciertas’enmiendas en la ceixa tic N. <S’. la de plata e en los angeles delici » . un agen de la Virgen que está situada en el hueco central del banco. justamente debajo del tabernáculo, rodeada por unos ángeles que son obra evidente del maestro Copin que no trabajó en el periodo 1498-1500.

Teresa PÉREz. I-IGUERA Universidad Comp]utense de Madrid
https://revistas.ucm.es/index.php/ANHA/article/viewFile/ANHA9394110471A/31837


jueves, 16 de noviembre de 2017

Santuarios de la cerámica en la Comarca de Talavera: Piedraescrita

IGLESIA DE PIEDRAESCRITADios Padre representado en la azulejería de Piedraescrita

Comenzamos hoy una serie sobre los lugares de la comarca donde podemos contemplar la azulejería talaverana.

No es un estudio exhaustivo de la misma sino simplemente una invitación a visitar esos lugares y disfrutar de nuestra cerámica

Ubicación: Piedraescrita, ayuntamiento de Robledo del Mazo

Ermita de Piedraescrita

Descripción básicaLA IGLESIA: Cuenta la leyenda que en tiempos medievales, “poco después de la expulsión de los sarracenos”, un vaquero de Espinoso aprovechaba con los ganados propiedad de su amo talaverano las hierbas frescas del entorno y se le apareció la Virgen en un lugar cercano al pueblo, sobre una roca conocida como “El Canto de la Virgen”, donde hace unos años se ha erigido un sencillo monumento conmemorativo. 



Le encomendó la construcción de una ermita y los lugareños se empeñaban en erigirla en otro lugar diferente al que hoy le sirve de solar, sucediendo que los muros levantados por el día aparecían derruidos a la mañana siguiente, hasta que por fin el templo fue construido donde actualmente se ubica, justo en la divisoria entre las aguas del Guadiana y el Tajo. 

Está documentado históricamente que en 1188 el obispo Gonzalo Pérez otorga licencia para la construcción de una iglesia a un tal Nuño Nuñez y a su mujer Aderazo Gómez que aportaban la dote necesaria para su mantenimiento.Iglesia de Piedraescrita

El templo es una edificación sencilla con un ábside que fue octogonal y, según parece, formaba únicamente la sencilla construcción primitiva, más tarde modificada añadiéndose la nave principal. 

El edificio tiene a los pies un campanario de tres huecos que fue construido en el siglo XVIII. 

Se accede a la iglesia por un pórtico descendiendo cuatro escalones, ya que el piso del templo se encuentra por debajo del nivel actual del suelo y hay constancia de la existencia de una antigua fuente dentro de la ermita que, como hemos dicho, es una iglesia en realidad. 

Los muros están fabricados en mampostería de lajas de pizarra con revoco exterior enjalbegado.

Decapitación de San Juan Bautista en azulejería de Talavera en la iglesia de Piedraescrita

Pero lo realmente interesante desde el punto de vista artístico es el interior de este monumento. Sus paredes están en gran parte recubiertas de valiosa azulejería talaverana del siglo XVI y XVII con escenas del Nuevo Testamento. 

En el lado de la epístola destaca un San Cristóbal de grandes dimensiones frente al que se sitúa un panel con una fila de arcabuceros similar al que se encuentra en la ermita de la Virgen del Prado de Talavera, aunque no es esta la única similitud en los motivos dibujados en Piedraescrita. 

Otros paneles representan a diferentes santos y en el testero se aparece un juicio final con la resurrección de los hombres que son extraídos de las tumbas por ángeles y demonios. 

Un azulejo parece representar al autor de parte de los paneles cerámicos.Satanás representado en una imagen de San Bartolomé en la azulejería de Piedraescrita

En el cuarto de esfera que cubre la capilla podemos contemplar la pintura al fresco de un Pantocrátor con estrellas y una luna con cara femenina. 

Esta es la pintura románica más meridional del territorio nacional. 

Son también de interés un magnífico Cristo crucificado del siglo XVII, la pila bautismal y una escultura de la Virgen en cerámica talaverana.

Ábside decorado con azulejería de Talavera en la iglesia de Piedraescrita

Datos para la posible visita por el público Puede visitarse pidiendo las llaves en una vivienda de la plaza
Fotografía del bien o elemento a destacar
Bibliografía básica de referencia
Otros bienes cercanos que considera de interés

http://lamejortierradecastilla.com/santuarios-de-la-ceramica-en-la-comarca-de-talavera-1-piedraescrita/

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Casos Inquisitoriales de Torrijos: Don Francisco de Acebedo y Otros

Resultado de imagen de santa inquisición tribunal torrijosDON FRANCISCO DE ACEBEDO y OTROS

Estos casos ya recogidos por Jean-Pierre Dedieu en su libro L'administration de la foi. L'lnquisition de Tolede (XVIe-XVIlIe siecle y publicado en Madrid por la Bibliotheque de La Casa de Velázquez nos cuentan lo siguiente: "".

Le 24 avril 1620, don Francisco de Acebedo, un notable. regidor de Torrijas, se dénonce devant 1 'inquisiteur Sandoval, en toumée daos la ville. Il y a de dix-huit ans que doña Ana de Tolosa, la femme du licencié don Pedro de León y Ocampo ( ... ) danna par écrit au témoin une recette pOllr soigner les personnes atteintes du mauvais ceil. 11 faut mettre un mouchoir de couleur sur la tete du malade. Ensuite, la personne qui soigne, tenant d'une maio une asiette remplie d'eau, pose rautre sur la tete du patient et dit trois credo. Puis, elle prononce la formule:



«Au llom de la tres sainte Trinité, Pere, Fils et Saint-Esprit, trois personnes, un seul vrai Dieu, autant que cela est véritable, ótez, Seigneur, ce mal». En méme temps, elle signe trois fois la figure du malade, comme lorsqu" on fait le signe de croix ... Répéter le tout trois fois. Pour vérifier la réalité de renvoutement, il faut poser avec le pouce une goutte d 'huile sur r eau contenue dans r assiette: si elle se rompt, le diagnostic est confirmé et le patient doit subir des fumigations au romarin. Don Francisco a plusieurs fois utilisé ces techniques, sans penser a mal. Il est mérne devenu un spécialiste réputé. Il y a quatorze ans, dit-il, pris de scrupules, il a demandé conseil a un visiteur épiscopal qui, sans vraiment le condamner, lui a recornmandé d'abandonner cette activité.
Depuis, il s'en abstient, donnant pour prétexte aux gens qui l'importunent que r;a lui est interdit sous peine d' excommunication. (AHN INQ, lego 496, exp. 2, F ISR). 81 82 Qu'il y a doule ans, alors que le témoin était tres malade et que les médecins le donnaient pour perdu, il avait ret;u la visite de Diego de Andrade, neveu de sa premiere femme, aujourd'hui gouverneur de Tijola et de Seron, a coté de Baza, qui le guérit d'un envoutement, car e'est de cela qu'il souffrait. n tui enseigna ensuite le remede et le témoin s'en est servi pour tui et pour d" autres, gratuitement. Comme on tui disait que ses cures lui vaudraient d'aller a Tolede, il s"y rendit de sa propre volonté se pré- senta 3U lieutenant du vicaire, a qui iI expliqua la maniere dont il soignait, Celui-ci lui ordonna de ne plus le faire saos autorisation d'une personne compétente pour la lui donner, COffime il ressort du certificat gu 'il présente ( ... ).
(AHN INQ, leg. 496, exp. 2, F 16R). Deux notables, gens instruits, quatre en comptant leurs informateurs, autant de guérisseurs. Une pauvresse, maintenant. Toujours a Torrijas, au cours de la meme visite. Elle s'appelle Catalina de Saravia : Il y a douze ans qu 'elle guérit les pustules en faisant sur elles le signe de la croix et en disant: «Au nom de Jésus), trois fois.» Au nom de Jésus, tout mal disparaisse. Jésus.Christ est né, Jésus.Christ est mort. Jésus Christ est né a Béthléem, il est ressucité a Jérusalem, il est allé trente-trois ans par le monde, il a pardonné a la bienheureuse Madeleine et au bon larron, il a fait beaucoup de miracles encore plus grands, il a ressucité le seigneur saint Lazare. Comme tout ceci es't vérité, je supplie le Saint-Esprit et la Sainte-Trinité qu'ils daignent guérir et délivrer leur serviteur ici présent, et I'on nomme la personne ( ... ). Elle évoque ensuite toute la famille de Jésus, puis raconte comment le Christ guérit saint Pierre des bubons. Elle conclut enEn sur un Notre Pere et un «Je vous salue».

D'apres elle, c'est efficace. On la consulte fré- quemment et, a en juger par ses déclarations , elle en tire quelque bénéfice bien que, devant le juge, elle reste discrete sur cet aspect des choses. Elle ne pense pas que d'aussi saintes invocations puissent en rien s'opposer a l'Eglise. Elle y renoncera cependant si Monsieur l'Inquisiteur l'exige. (AHN INQ, leg. 496, exp. 2, F 57RV). (pág. 309 Y 310).

(Traducción) " ...

el 24 de abril de 1620, don Francisco de Acebedo, un notable, regidor de Torrijas, se denuncia delante del inquisidor Sandoval, de visita en la ciudad. Hace dieciocho años que doña Ana de Tolosa, la mujer del licenciado don Pedro de León y Ocampo ( ... ) dio por escrito al testigo una receta para curar a las personas afectadas del mal de ojo. Es preciso poner un pa- ñuelo de color sobre la cabeza del enfermo. A continuación, la persona que cura, teniendo en una mano un plato lleno de agua, posa la otra mano sobre la cabeza del paciente y reza tres credos.

Después, pronuncia la fórmula: "En el nombre de la muy Santa Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas, un solo Dios verdadero, así como eso es verdad, quitad Señor este mal. Al mismo tiempo, ella santigua tres veces la cara del enfermo, como cuando se hace la señal de la cruz ... " Rcpetidlo tres veces. Para verificar la realidad del hechizo. es preciso poner con el pulgar una gota de aceite sobre el agua contenida en el plato: si se rompe, el diagnóstico está confirmado y el paciente debe realizar inhalaciones de romero.

Don Francisco ha utilizado varias veces estas técnicas sin mala intención. Incluso él se ha convertido en un especialista reputado. Hace catorce años, dice, lleno de escrúpulos, pidió consejo a un visitador episcopal quien, sin condenarlo realmente, le recomendó abandonar esta actividad. Desde entonces se abstiene de estas prácticas dando como pretexto a las gentes que le molestan que le son prohibidas bajo pena de excomunión. (AHN INQ. leg. 496. exp. 2. F ISR). Hace 12 años cuando el testigo estaba muy enfermo y los médicos le dieron por perdido, recibió la visita de Diego de Andrade, sobrino de su primera mujer, hoy gobernador de Tijola y de Seron, aliado de Baza, quien le curó de un encantamiento, porque era de eso de 10 que padecía.

Él le enseñó a continuación el remedio y el testigo se sirvió de ello para él y para otros de forma gratuita. Como se le decía que sus curas le costarían ir a Toledo (ante la Inquisición) él de su propia voluntad se presentó al lugarteniente del vicario, a quien explicó la manera como curaba. Éste le ordenó no hacerlo más sin autorización de una persona competente para dársela, porque él carece de la licencia ... (AHN INQ. lego 496. exp. 2. F 16R).

Dos notables, gente instruída, cuatro contando su~ informadores, otros tantos curadores. Una pobre, ahora. Siempre en Torrijos, en el curso de la misma visita. Ella se llama Catalina de Saravia: ... Hace doce años que ella cura las pústulas haciendo sobre ellas el signo de la cruz diciendo: -En el nombre de Jesús- tres veces. "En el nombre de Jesús, todo mal desaparece. Jesús. Cristo ha nacido, Jesús, Cristo ha muerto. Jesús, Cristo ha nacido en Belén. Él resucitó en Jerusalén, fue treinta y tres años por el mundo, él perdonó a la bienaventurada Magdalena y al buen ladrón, hizo muchos milagros aún más grandes, él resucitó al señor San Lázaro.

Como todo esto es verdad, yo suplico al Espíritu Santo y a la Santísima Trinidad que se dignen curar y liberar a su servidor aquí presente". Ella evoca a toda la familia de Jesús. Después cuenta como Cristo curó a San Pedro de las bubas. Ella concluye, por fin, con un Padre Nuestro y una Salve. Según ella, es eficaz. Se la consulta frecuentemente y, a juzgar por sus declaraciones, ella obtiene algún beneficio aunque, delante del juez, ella se comporta discreta en este aspecto. No piensa que la Iglesia pudiera oponerse a tantas santas invocaciones. Ella renegará (de sus actuaciones), no obstante, si el Señor Inquisidor se lo exige.

martes, 14 de noviembre de 2017

En el camino real de Guadalupe, nos acercamos al embalse de Azutan

Embalse de Azután en la zona de Ciscarros

Un paseo hasta el embalse de Azután. 

En el transcurso de nuestro viaje por los caminos de Guadalupe iremos sugiriendo algunas pequeñas excursiones que pueden realizarse desde el trayecto principal recorriendo distancias no mayores de cinco kilómetros aproximadamente. 

Andando, en algo más de una hora, podemos acercarnos desde Alcolea hasta el muro de hormigón que embalsa desde 1969 las aguas del Tajo para la producción de energía eléctrica.



El Tajo por las tablillas de Azután

El inmenso lago artificial llega en su reculaje casi hasta Talavera, poco antes ya hemos hablado de la riqueza en avifauna de las llamadas “tablillas” de Azután junto al camino del Barro o en el reculaje de la desembocadura del Jébalo. 

Un ecosistema lacustre artificial en el que asientan colonias de garcillas bueyeras, martinetes, garcetas, avetorillo, avetoro, garza imperial, calamón, aguilucho lagunero y pájaro moscón. 

En invierno anátidas de diferentes especies, grullas, cormoranes o águilas pescadoras alegran con su bullicio este gran lago mesetario.Tablillas de Azután

El río discurre entre los más encajados riberos de Calera y Aldeanueva de Barbarroya en la otra orilla. 

Antes del embalse, el agua corría por estos parajes en “rapidos furiosos” que amedrentaban a los ingenieros que desde el siglo XVI recorrieron el río para intentar hacerlo navegable. 

Bajo sus aguas se encuentran los antiquísimos molinos de Ciscarros, una calzada romana o el puente Pinos que servía para cruzar el río antes de que el arzobispo tenorio construyera el suyo. 

Estos riberos son un magnífico lugar para la práctica del piragüismo observando la fauna que se concentra en sus encinares y acebuchales.

UN CASTRO JUNTO AL MURO DE AZUTÁN

Otro castro que está siendo estudiado se sitúa también junto al río cerca de El Bercial, en Alcolea de Tajo, muy cerca del embalse de Azután. 

Bajo el pantano estaba el antiguo vado de Puente Pinos.

Recreación de la planta del castro de Puente Pinos en El Bercial

El castro está amurallado, con dos recintos levantados en piedra con taludes que la refuerzan y con torres de diferente planta. 

En el interior se encuentran varias fases de población iniciándose en la fase orientalizante anterior de la que se han hallado significativos elementos cerámicos.

Bocado de hierro del atalaje de un caballo hallado en el castro de El Bercial

Hay como en otros yacimientos de esta época muestras de haberse desarrollado una industria metalúrgica doméstica en pequeños hornos caseros. 

También se han hallado cerámicas griegas que subieron hasta aquí con la influencia tartéssica. 

Se han encontrado numerosos huesos que nos hablan del predominio de la ganadería en la economía vettona.

Bastión de la muralla del castro de Puente Pinos en El Bercial

OTRO YACIMIENTO

También hay junto al muro de la presa de Azután un importante yacimiento paleolítico excavado en el que se han encontrado numerosos útiles de piedra.
La excavación del yacimiento paleolítico de Azután

EL CAMINO DE LOS CARLISTAS

Podíamos denominar así al camino que venimos recorriendo porque, aunque parezca curioso, el primer levantamiento carlista de España se produjo en Talavera de la Reina. 

Fue el jefe de correos de la estafeta local, don Manuel María González, quien el dos de octubre de 1833 proclama al infante don Carlos María Isidro rey de España con el nombre de Carlos V. Es ayudado por dos de sus hijos y un batallón de voluntarios realistas. 

El pronunciamiento no tiene respaldo en la ciudad. Se depone al gobierno municipal, se repone contra su voluntad al equipo anterior a la etapa liberal y los sublevados se apoderan de los fondos públicos y de todos los caballos posibles Se dirigen hacia Calera donde intentan hacer una proclamación similar pero el pueblo tampoco se suma al levantamiento.

Panel de azulejos en honor del levantamiento carlista de Talavera, el primero de la historia

En Puente del Arzobispo la población les hace frente con las armas y mueren varios de los sublevados entre los que se encuentra uno de los hijos del jefe de Correos. Seis de ellos que son apresados tuvieron un juicio sumarísimo en Talavera y fueron fusilados, el resto de la partida fue sorprendida en Villanueva de la Serena y aniquilada, muriendo también su cabecilla.

http://lamejortierradecastilla.com/camino-real-de-guadalupe-5-nos-acercamos-al-embalse-de-azutan-y-el-bercial/#more-6332

lunes, 13 de noviembre de 2017

Arte Visigodo, introduccion histórica y características. Arquitectutura y Orfebreria

El año 418 los visigodos, tras andar errantes por las provincias mediterráneas del Imperio, firman con Roma un tratado de federación y se establecen en Aquitania, convirtiendo a Tolosa en su capital. Con la destitución del último emperador romano, Rómulo Augusto, por Odoacro (476), y la consiguiente desaparición del Imperio Romano de Occidente, se rompe el vínculo político, más legal que real, que unía a los visigodos con los romanos.Eurico (466-484) se convierte en el primer verdadero rey de los visigodos que extiende su dominio e influencia por la mayor parte de Hispania (excepto Galicia, ocupada por los suevos, y las tierras vasconas) y por las provincias galas al sur del río Loira.



La derrota de Vouillé el año 507 ante los francos empujará a los visigodos a abandonar gran parte de la Galia y a asentarse en Hispania y la provincia Narbonensis (Septimania). La capital del reino se trasladará de Tolosa a Barcelona, primero, y a Toledo, a mediados del siglo VI. De esta manera se originó el reino visigodo de Hispania.

Los principales obstáculos para el desarrollo del reino visigodo fueron:

Su escaso peso demográfico. Eran 200.000 individuos frente a los 5 a 7 millones de hispanorromanos. El ser una minoría dominante sobre el país les obligó a concentrarse en zonas del centro peninsular y en recintos urbanos. Durante muchos años practicaron una política de segregación jurídica y racial frente a los otros pueblos y, por supuesto, se reservaron las instituciones de poder.

El carácter electivo de su monarquía favoreció la formación de facciones entre los nobles que desencadenaban guerras civiles por el trono y la intervención de tropas extranjeras en apoyo de los bandos. 

Por la rivalidad entre Agila y Atanagildo, y a petición de este último, llegaron a España tropas del Imperio Bizantino que se apoderaron durante unas décadas de la franja costera entre Murcia y Cádiz.(555-624). Por la disputa entre Don Rodrigo y los partidarios de los hijos del rey Witiza (710-711) desembarcaron las tropas musulmanas que comenzarían la conquista del reino para el Islam.

El practicar la religión cristiana arriana frente a la mayoría de la población del reino que era fiel al catolicismo ortodoxo llevó a guerras religiosas y persecuciones. El rey Leovigildo, quizá su rey más poderoso, se empeñó en conseguir esa unidad en torno al arrianismo y fracasó. La unificación religiosa se producirá el año 587 con su sucesor, su hijo Recaredo cuando éste se convierta al catolicismo.

Muñoz Degrain, Antonio, La conversión de Recaredo, 1888.

La arquitectura visigoda del siglo VII.

Sólo a partir de la conquista del reino Suevo de Galicia (585), del sometimiento de los vascones y de la expulsión de los bizantinos (comienzos del siglo VII), se puede hablar de un reino visigodo consolidado. Por ello no es de extrañar que la mayor parte de los monumentos conservados daten de este siglo.

San Juan de Baños, Palencia. Exterior con numerosas modificaciones a lo largo de la Edad Media. Espadaña del siglo XIX.

Hay que tener en cuenta que los edificios que nos han llegado han sido los del medio rural más profundo. Aquellas construcciones levantadas en las ciudades (Toledo, Sevilla, Córdoba, Mérida...) fueron destruidas en tiempos de los musulmanes para construir con sus materiales mezquitas y otros edificios. 

Ejemplo conocido es el de la granMezquita de Córdoba que se levantó a finales del siglo VIII sobre el solar de la Basílica de San Vicente (s. VI), utilizando sillares y columnas de la antigua construcción.

San Juan de Baños, Palencia. Interior. Ábside y nave central.

Las iglesias que conservamos nos enseñan que la arquitectura visigoda parte del influjo romano, aunque también posee características distintivas personalísimas que podemos resumir en los siguientes puntos.

Muestran un aspecto pobre, macizo y achaparrado, lo que nos indica una decadencia e inseguridad constructiva muy alejada de las obras romanas.

Emplean aparejo de sillería, aunque a diferencia del romano no siempre con las juntas perfectamente horizontales y verticales. El ladrillo con el que se cubren algunas de sus bóvedas son originales (Santa Comba de Bande) o fruto de restauraciones para sustituir los sillares desaparecidos (San Pedro de la Nave).

Santa María de Melque, Toledo. Vista de las bóvedas del interior.

Las plantas de las iglesias podían ser basilicales (San Juan de Baños), pero predominan las de cruciformes con distintas variantes (San Pedro de la Nave, Santa Comba de Bande o San Fructuoso de Montelios). Los ábsides son planos o rectangulares.

Plantas tipo de iglesias visigodas.

El elemento sostenido parte de un original arco de herradura, que se distinguirá del mozárabe y del árabe porque la prolongación de la curva no suele sobrepasar el tercio del radio y la desviación de la línea de trasdós, que cae casi verticalmente sobre la imposta, sin seguir paralela al intradós.

Comparación entre los arcos de herradura visigodo y califal.

Se usa la bóveda de cañón, a veces peraltada o capialzada, y la bóveda de arista o cúpulas vaídas en el corazón de las iglesias. Algunos edificios se adintelan con vigas de madera.

San Fructuoso de Montelios, Braga (Portugal).

Las columnas sirven como elemento separador de las naves. Son de fuste monolítico y con un capitel cuyo modelo más habitual es el que imita el orden corintio. Excepcionalmente, en la iglesia de San Pedro de la Nave, se han encontrado escenas narrativas religiosas talladas a bisel (Sacrificio de Isaac y Daniel entre los leones).
San Pedro de la Nave. Sacrificio de Isaac.



San Pedro de la Nave, Zamora. Cabecera.

La orfebrería.

La escultura en bulto redondo no existe. Sí la decoración arquitectónica de relieves, como hemos visto, aunque los motivos más utilizados son de carácter geométrico y vegetal.

Corona de Recesvinto, Tesoro de Guarrazar.


Una de las glorias del arte visigodo es la orfebrería. Utilizaban la plancha de otro esmaltada, calda o grabada y los cabujones con piedras preciosas y semipreciosas o materias vítreas. Los objetos de adorno más corrientes eran las fíbulas y los broches de cinturón. 

Las primeras podían ser de varias formas, entre ellas las de águila; los segundos son rectangulares, pesados y ricamente esmaltados. Los objetos más conocidos son las coronas votivas y las cruces procesionales, que los reyes donaban para ser colgadas sobre los altares. El Tesoro de Guarrazar(Toledo) con las coronas de Suintila (robada y desaparecida en 1921) y Recesvinto es el conjunto más valioso.





Publicado por Algargos en 18:49

sábado, 11 de noviembre de 2017

Las Cofradias en los pueblos de la Mancha Toledana en el Siglo XVIII (y IV)

Resultado de imagen de Cofradias toledo siglo xviiiDe las Relaciones de Felipe 11, en 1575, podemos sacar vanas evidencias como:

 -La importancia de la devoción a Santa María (de sahor medieval) en sus misterios y festividades, predominando la Asunción, Concepción y Natividad.

Todas las iglesias de los pueblos de la Orden de San Juan (Partido de Alcázar y Priorato de Consuegra) estaban bajo la advocación de la Asunción, desde el siglo XIII. Por el contrario en las poblaciones santiaguistas del Partido de Ocaña predominaban titulares de Santos y Apóstoles (San Antón, Santiago, San Andrés, San Bartolomé, San Miguel, etc.). La Concepción estaba arraigada como festividad en los pueblos sanjuanistas (en Quero decían que se celebraba desde antiguo), y también en los del Partido de Ocaña. La Natividad era mucha fiesta en Ocaña, con corridas de toros.



-La perduración de las devociones a Santos, de claros inicios medievales, y con una motivación protectora frente a las adversidades y enfermedades (pestilencias, langosta, rabia, gusano de las viñas y otros) que apenaban al hombre medieval y moderno; así: San Sebastián y San Roque, frente a la peste, igual que San Nicasio y San Bernardino; San Gregario Nacianceno, contra el gusano de las viñas; San Antón, protector de los ganados; Santa Quiteria, contra la rabia; San Marcos; San Agustín, Santiago y Santa Constanza, contra la langosta; San Cristóbal, Santa Eugenia, San Cosme y San Damián, San Bartolomé. Santa Catalina, San Vicente, etc. Sus ermitas (algunas en construcción) venían a situarse en los caminos de acceso/salida de las poblaciones.

-Las festividades locales se celebraban en función de votos que hacían los pueblos a los anteriores santos, para que a través de su mediación, fueran librados de las plagas y enfermedades. El vecindario aportaba limosnas y/o cantidades fijas (en granos o maravedíes) estipuladas en función de la situación económica, bien de propietario labrador o no, para los gastos de las fiestas; que solían consistir en misas y procesiones en los días señalados, con algunas caridades de pan y queso a los pobres; en casos muy concretos (Ocaña y El Toboso) se corrían toros.

-Se observa un fomento de conventos (franciscanos, dominicos, bernardas y jesuitas), con alguno en construcción, en poblaciones como Ocaña y El Toboso.

-Así mismo está anaigada la costumbre de tener hospitales para pobres viandantes y otros. En el Informe de 1770-73 se pueden analizar varias características de la religiosidad popular, consecuencia de la Contrarreforma católica legislada en Trento, así:

-La generalización de las cofradías Sacramentales (para exaltar la Eucaristía y celebrar la fiesta del Corpus Christi) y de las Animas del Purgatorio; en ambos casos se mencionan en veintiún pueblos. -Fomento del culto a Santa María, por medio de advocaciones singulares (Rosario, Carmen, Soledad, Dolorosa, Nieves, etc.), destacando la del Rosario, con imágenes y cofradías referidas en doce poblaciones; en algunas será la patrona.

-Exaltación del culto a la Cruz (la devoción a la Vera Cruz se cita en dieciséis pueblos) y Cristo crucificado (también surgirán numerosas advocaciones de Santos Cristos), evolucionando en algunos casos a patronos de varias villas. -Fomento y divulgación de la Pasión, con florecimiento y auge de la Semana Santa. Surgirán cofradías y aumentará la imaginería representativa de «pasos».

Veremos mencionadas cofradías en Tembleque (Nazareno y Resucitado), Villacañas (Entierro y Dolorosa), Ocaña (Nazareno, Soledad, Verónica, Armaos, Oración del huerto, Entierro, etc.), La Puebla de Almoradiel (Nazareno), Santa Cruz de la Zarza (Resucitado, Nazareno, Soledad) y Villatobas (Nazareno).

La inexistente mención a cofradías de Semana Santa, en otras poblaciones, no significa que ésta fuera menos celebrada; lo sería con menor boato imaginero, pero con similar espíritu de fe y participación de predicadores cuaresmales; constituyendo la cortedad demográfica un motivo de importancia a la hora de no formarse las citadas hermandades.



-Este panorama quedaría complementado con la perduración o mantenimiento de otras cofradías y devociones que hemos denominado corno "Santoral del Medievo». En síntesis, las advocaciones medievales junto a las impulsadas por la Contrarreforma serán las que podamos encontrarnos en este Informe, y sobre ellas tratarán de incidir las supresiones y reformas de los ilustrados. En cuanto a los datos contenidos en el Diccionario geográficohistórico de Madoz (hacia 1845) podernos concluir que:

-La guerra civil carlista (1833-39), las leyes del nuevo Régimen liberal y las desamortizaciones de conventos, ermitas y capellanías tendrán una influencia importante en la decadencia religiosa de los pueblos manchegos. Conventos abandonados y ruinosos, ermitas y capillas en proceso de ruina y desaparición, así corno numerosas devociones y cofradías sin rentas propias, por ventas de sus bienes, constituirán el panorama de mediado este siglo XIX.

-El considerable número de ermitas, sobre todo de santos medievales, y cofradías se verán reducidas a aquéllas de mayor arraigo y tradición popular (Patronos-as); junto a otras que a duras penas perdurarán en el siglo XX; y otras muchas que terminarán arruinadas. -Desaparecerán muchos conventos, sobre todo de frailes, por causa de las desamortizaciones eclesiásticas: quedando en algunos casos sus iglesias como simples ermitas.

-En definitiva, que el floreciente mundo religioso barroco de los siglos XVI, XVII e incluso XVIII entrará en crisis. por los motivos anteriormente expuestos. Aunque perdunu'án en las prácticas devocionales actuales las influencias tridentinas (Cristos, Vírgenes del Rosario y otras, Ánimas y Corpus. aunque desapareciendo las Sacramentales), y en un plano más secundario los Santos medievales (San Antón, San Sebastián, San Agustín, San Roque, San Gregario, etc.)

Alfonso Ruiz Castellanos
http://realacademiatoledo.es/wp-content/uploads/2014/02/files_anales_0040_10.pdf

viernes, 10 de noviembre de 2017

Las Cofradias en los pueblos de la Mancha Toledana en el Siglo XVIII (III)

Resultado de imagen de Cofradias toledo siglo xviiiEVOLUCIÓN.

LAS DEVOCIONES HACIA 1845 (Diccionario de Madoz)

CAMUÑAS -Con iglesia de Santa María. -Ermita de la Vera Cruz.

CONSUEGRA -Dos parroquias de Santa María y San Juan Bautista. -Ermitas del Cristo de la Vera Cruz y Nuestra Señora del Pilar. -Conventos exclaustrados de franciscanos y bemardas, y permaneciendo el de carmelitas.

CORRAL DE ALMAGUER -Iglesia de la Asunción. -Conventos de monjas de la Concepción y otro suprimido de franciscanos. -Ermitas de Nuestra Señora de la Muela y en Montealegre, Santa Catalina.
DOS BARRIOS -Iglesia de Santo Tomás Cantuariense. -Convento ruinoso de Trinitarios. -Ermitas de San Antón, de Nuestra Señora del Rosario y Santiago (ruinosa).



LA GUARDIA -Iglesia de Santa María de la Asunción. -Convento suprimido de Trinitarios calzados. -Ermitas de Nuestra Señora de la Caridad, Nuestra Señora de la Pera, Sepulcro del Santo Niño, de Jesús y Cueva del Santo Niño.

LILLO -Iglesia de San Martín. -Ermitas de San Antón y Nuestra Señora de la Esperanza (en Dancos). 

MADRlDEJOS -Iglesias de Santa María y el Salvador. -Conventos de franciscanas, y dos suprimidos de dominicos y franciscanos de la tercera orden. -Ermitas de San Sebastián, Nuestra Señora de Gracia, Nuestra Señora de la Caridad y Cristo del Prado.

MIGUEL ESTEBAN -Iglesia de San Andrés. -Ermitas arruinadas de San Sebastián y Santa Ana.

OCAÑA -Tenía cuatro parroquias, reducidas a dos en la actualidad. La de Santa María, como anexo la suprimida de San Pedro; y la de San Juan, con San Martín agregada en la parroquia de San Juan se encuentra la capilla de Nuestra Señora de los Remedios, patrona y con fiesta el día de la Natividad (8 de septiembre). -Nueve conventos (cuatro de frailes y cinco de monjas): El de Santo Domingo, franciscanos descalzos de San Buenaventura, carmelitas descalzos y jesuitas; de franciscanas de Santa Clara, dominicas de Santa Catalina, carmelitas descalzas de San José y dos de bernardas de San Miguel y San Ildefonso. -Ermitas de Jesús de las Cuevas, San Isidro y San Sebastián. -Un hospital que estuvo a cargo de los religiosos de San Juan de Dios, con advocación de Nuestra Señora de la Piedad.

NOBLEJAS -Iglesia de Santiago. -Ermita de Santa María Magdalena.

ONTíGOLA -Iglesia de la Purísima Concepción.

LA PUEBLA DE ALMORADIEL -Iglesia de San Juan Bautista. -Ermitas de Nuestra Señora del Ejido (patrona), Santo Cristo de la Salud, Santa Ana, Nuestra Señora de Palomares y el topónimo de cerrito de la Magdalena. 

PUEBLA DE DON FADRIQUE -Iglesia de Santa María de la Asunción. -Ennitas de la Vera Cruz, Santa Ana, Nuestra Señora de la Piedad y San Marcos (arruinada y junto al cementerio); y oratorio del Mayorazgo de Diego Parreño.

QUERO -Iglesia de Santa María de la Asunción. -Ermitas de Nuestra Señora de las Nieves (patrona) y de la Soledad.

QUINTANAR DE LA ORDEN -Iglesia de Santiago. -Ennitas de Nuestra Señora de la Piedad, Nuestra Señora de la Concepción, San Antón, San Sebastián, Santa Ana, San Pedro, San Juan y San Bartolomé (arruinadas).

EL ROMERAL -Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. -Ermitas de Nuestra Señora del Rosario, de la Concepción, San Sebastián, San Cristóbal y el Cristo del humilladero.

SANTA CRUZ DE LA ZARZA -Iglesias de Santiago (con capilla de Nuestra Señora del Rosario, patrona) y San Miguel Arcángel con capilla de Nuestra Señora de los Sábados). -Ennitas de San Pedro, Santa Lucía, San Antón, Nuestra Señora de la Paz (en el Villar del Saúco) y Nuestra Señora de Villaverde. -Exconvento de trinitarios con la iglesia como ermita.

TEMBLEQUE -Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. -Ermitas de Nuestra Señora de Gracia, de Loreto, Nuestra Señora de la Victoria, Concepción y Vera Cruz, y en el Valle del Algodor el Santo Cristo de la Palma. -Convento suprimido de franciscanos.

EL TOBOSO -Iglesia de San Antonio Abad. -Ennitas del Cristo de la Humildad, Vera Cruz y San Sebastián. -Conventos de trinitarias recoletas y franciscanas calzadas. Y convento de agustinos, arruinado.

TURLEQUE -Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

URDA -Iglesia de San Juan Bautista. - Ermitas del Cristo de la Cruz a cuestas (de gran devoción) y la Concepción. vrLLACAÑAS -Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. - Ermitas de San Roque, San Sebastián, Cristo del Coloquio, Nuestra Señora de la Concepción y de Santa Ana.

VILLAFRANCA DE LOS CABALLEROS - Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. - Ermitas de Santo Cristo, San Antón, San Bias y otras arruinadas como San Sebastián, San Juan y Santa Ana.



VILLASEQUlLLA - Iglesia de Santa María Magdalena.

VILLA NUEVA DE ALCARDETE -Iglesia de Santiago. -Ermitas de Nuestra Señora de Gracia. la Encamación. Santo Tomás de villanueva. San Roque, Nuestra Señora de la Piedad y la Concepción; así como otras arruinadas con devociones a San Jorge. San Sebastián. Santa Ana y el humilladero. -Convento suprimido de capuchinos.

VILLANUEvA DE BOGAS -Iglesia de Santa Ana. -Ermita arruinada de San Sebastián.

VLLARRUBIA DE SANTIAGO -Iglesia de San Bartolomé. -Ermita de Nuestra Señora del Castellar.

VILLATOBAS -Iglesia de Nuestra Señora de la Asunció1,1. -Santuario de Jesús de Nazareno. Ermitas de Santa Ana, San Juan. San Jorge. San Antón y San José.

YEPES -Iglesia de San Benito. -Ermita de San Sebastián. -Convento de carmelitas descalzas y otro de bernardas. Conventos de franciscanos y dominicos, suprimidos. -Hospital con iglesia a San Nicolás y hospital de la Concepción.

CONCLUSIONES Las Relaciones e Informes de los años de 1575. 1770 Y 1845 van a constituir tres ventanas informativas: una (1575) al mundo medieval. a pesar del inicio de la cultura de la Contrarreforma; otra (1770) al mundo de la mentalidad barroca. pero con un intento de reforma ilustrada y racionalista; y finalmente (1845) a los años de decadencia de devociones y edificios (conventos y ermitas principalmente). fruto de la legislación liberal y desamortizadora.

Alfonso Ruiz Castellanos
http://realacademiatoledo.es/wp-content/uploads/2014/02/files_anales_0040_10.pdf

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...